¿Quién fue Don Bosco?

Hijo de Francesco Bosco y Margarita Occhiena, Giovanni Melchiorre Bosco (popularmente conocido como Don Bosco), nació el 16 de agosto de 1815 en I Becchi, Reino de Piaonto-Cardeña (hoy parte de Italia).

Tras el fallecimiento de su padre, en mayo de 1817, fue criado bajo el manto de madre. Al pasar el tiempo, y durante su infancia, su madre decidió que Don Bosco se enfocara en sus estudios, siendo así el único de sus tres hermanos que se dedicara durante su infancia a estudiar. Para 1825, Don Bosco tuvo un sueño que marcaría su historia, el sueño denominado “sueño de los nueve años” que él mismo escribió en sus vivencias. Este sueño marcó un antes y un después en su vida, siendo este el comienzo de sus “sueños premonitorios”, el sueño ha sido señalado como la descripción de lo que se convertiría en su misión de vida: Ayudar a los jóvenes más necesitados.

Durante su vida fundó la Congregación Salesiana, la Asociación de María Auxiliadora, la Asociación de Salesianos Cooperadores. Promovió el desarrollo de un moderno sistema pedagógico conocido como Sistema preventivo para la formación de los niños y jóvenes, y la construcción de obras educativas al servicio de la juventud más necesitada, especialmente en Europa y América Latina. Logró mantener la unidad de la Iglesia durante los duros años de la consolidación del Estado italiano y los enfrentamientos entre este y el papa que ocasionó la pérdida de los llamados Estados Pontificios y el nacimiento de la Italia Unificada. Fue autor de numerosas obras, todas dirigidas a la educación juvenil y a la defensa de la fe católica, lo que lo destaca como uno de los principales promotores de la imprenta.

Su prestigio como sacerdote y como educador de los jóvenes necesitados o en riesgo, le valió el respeto de las autoridades civiles y religiosas de su tiempo y de su país, así como una notable fama en el extranjero. Sus obras fueron requeridas directamente por jefes de estado y autoridades eclesiásticas de países como Argentina, España, Ecuador, Inglaterra, entre muchas otras. Fue un visionario de su tiempo al punto de predecir acontecimientos que se darían a lo largo del siglo XX en lo referente a sus salesianos, a la Iglesia católica y al mundo en general.

Falleció el 31 de enero de 1888, 39 años después de su fallecimiento, el 2 de junio de 1919, se llevó a cabo su beatificación y su canonización fue el 1 de abril de 1934, ambas proclamadas por el Papa Pío XI. Posteriormente, el 24 de mayo de 1989, el Papa Juan Pablo II proclamó a Don Bosco como el “Padre y Maestro de la Juventud”; debido al acercamiento que tuvo con jóvenes y niños.